El mes de septiembre está irremediablemente asociado a la vuelta al cole. Vuelven los libros nuevos, el reencuentro con los viejos amigos, encontramos nuevos, y la vuelta a los horarios mucho más rígidos. Es una época complicada para los niños, que dejan atrás tres meses de vacaciones para entrar con otra rutina.

¿Cómo afrontar la vuelta al cole?

Siguiendo los consejos de los expertos, la vuelta al cole no debería ser un problema para los más pequeños si hacemos que este cambio sea algo normal y positivo.

Según el director del Centro de Atención a la Infancia y la Adolescencia, para los niños es un día de sentimientos encontrados. Por un lado vuelven a ver a sus amigos y por otra, las normas y ataduras después de la plena libertad.

Se recomienda motivarlos a volver, quitarle importancia a las rabietas (siempre con observación), implicarles en la rutina (avisándoles de que pronto empieza el cole, comprar el material escolar con ellos…), hacerles partícipes y fijar unas normas y horarios, y adaptar la alimentación y el SUEÑO una o dos semanas antes, siempre con ilusión.

Tan importantes son los libros nuevos como la elección de los horarios, donde se incluyen las horas de sueño y la hora de levantarse.

Recuperar el pulso a la rutina del sueño es, sin duda, una gran idea para que el retorno escolar no sea un problema. Lejos queda el verano, la manga ancha con los horarios y alguna noche de irse muy tarde a dormir. Según la National Sleep Foundation, los niños en edad escolar (6-13 años) deberían dormir entre nueve y once horas. Nunca menos de siete, ni más de doce. Durante la noche es cuando se segrega la mayor cantidad de la hormona del crecimiento, es por eso que si un niño no duerme bien, tendrá problemas de crecimiento físico e intelectual.

Los consejos básicos para volver a dormir adecuadamente y rendir son:

• Adaptación de la nueva rutina de forma anticipada para que el reloj biológico del niño se acostumbre, por lo que deberán de implantarse una o dos semanas antes.

• Una vez que los horarios están claros, cumplirlos.  Y para que dormir no sea un problema, crea un ambiente idóneo en la estancia del niño y una ‘rutina’ del sueño que le relaje y le indique que se acerca la hora de dormir.

• Los aparatos electrónicos no son la mejor herramienta para que los niños duerman. Limitan la segregación de melatonina y eso les complica el sueño, igual que les sucede a los adultos. Recuerda que, tal y como confirma la Asociación Española del Sueño (ASENARCO), los niños y adolescentes que abusan de las nuevas tecnologías “duermen menos horas y/o tienen horarios irregulares de sueño”.

• No olvides el poder de una siesta ligera, también en los más pequeños. Un estudio de la Universidad de Massachusetts ya certificó en su día que los pequeños que disfrutan de una siesta durante el día mejoran su capacidad de memorización.

La vuelta al cole es inevitable para cualquier niño cuando llega el mes de septiembre. Siempre os decimos que si descansan bien, la vuelta al cole es mucho mejor. Elige siempre colchones adaptados a las necesidades de cada niño. Un colchón cómodo, de la firmeza adecuada y con los tratamientos higiénicos que aseguren su protección. www.letto.es/68-colchones-juveniles

Prepáralos y practica para tus hijos a diario el #EgoísmoPositivo.

Letto Hogar, tu tienda online de confianza.

www.letto.esinfo@letto.es – Telf: 963281587