Teniendo en cuenta los múltiples procesos reparadores que se producen durante el sueño, y que tener un sueño de calidad durante toda la noche es un elemento decisivo para una buena salud, debemos escoger el colchón que más se adapte a nuestro cuerpo.

¿Qué tenemos y qué queremos? Para hacer un cambio de colchón, observaremos el actual en cuanto a marca y tecnología, y valoraremos el grado de satisfacción. En algunos casos, repetiremos y en otros cambiaremos de opción en cuanto a tecnologías, firmezas y acogidas.

Os recomendamos, en cualquier caso, no comprar ninguna firma que no esté dentro de ASOCAMA (Asociación Española de la Cama) Aquí os dejamos el enlace de sus asociados: www.asocama.es/index.php/quienes-somos.

¿Recuerdas cuándo compraste tu colchón? Se recomienda hacerlo como máximo cada 10 años, por higiene y confort.

Los materiales se van deteriorando con el tiempo, pierden sus propiedades de confort y ya no garantizan ni el descanso ni la higiene. Un colchón en mal estado provoca dolores y hace que te levantes sin energía.

¿Qué medida tiene el colchón que buscas? Cuando duerme una persona sola en la cama, la medida estándar de ancho es de 90 ó 105 cm. Cuando dormimos en pareja, debemos intentar disponer de un buen “espacio vital” de descanso individual.

Tumbaros en la cama, poner los brazos detrás de la cabeza y abrir los codos, si os tocáis no es lo ideal. Si hay suficiente espacio en el dormitorio, la medida ideal es de 180 de ancho, donde estaríamos usando el mismo espacio “vital” que cuando dormíamos solos.

En cuanto al largo del colchón, poneros apoyados en la almohada, y debe de quedar un espacio libre de al menos 10/15 cm.

¿Quién y dónde se va a utilizar? Estas dos cuestiones son importantes, ya que las necesidades de descanso son individuales, y no existe una solución perfecta para todos. Debemos dejarnos asesorar para que nos indiquen el producto que más se adapta a la fisionomía, edad, manera de dormir…

También es importante el ambiente, según la región donde vivamos, ya que hay zonas con mucha humedad y otras zonas mucho más secas. La transpiración de cada colchón el diferente y por lo tanto, más adecuado dependiendo de la nuestra ubicación.

¿Has pensado en el presupuesto que quieres invertir en el colchón? Recuerda que “duros a cuatro pesetas no existen”. Es una frase hecha, pero la realidad es que la investigación, los materiales, tecnologías y desarrollos requieren de una inversión que muchas empresas no pueden asumir. Divide tu inversión entre 3650 noches y verás que un buen descanso es ECONOMICO.

Desconfía de ofertas ganga y dirígete a fabricantes de primer nivel que sean especialistas en lo que hacen ofreciendo garantías de ello.

¿Tienes base tapizada o somier? Recuerda que no todas las bases son adecuadas para todo tipo de colchones. No olvides informar al vendedor a la hora de elegir tu nuevo colchón.

Todo cuenta. El buen descanso se consigue gracias a la combinación de un colchón, una base adecuada y una almohada. Tenemos tendencia a pensar darle toda la responsabilidad del descanso al colchón pero es importante tener en cuenta el estado de la base (somier o tapizada) y a elegir una almohada.

Puedes aprovechar el cambio a una medida superior de la actual para renovar tu base, y conseguir un mejor precio adquiriendo uno de nuestros PACKS. http://www.letto.es/53-packs-abatible-y-colchon

¿Y… qué es mejor: visco, látex, muelles, espumaciones técnicas…? La tecnología es el medio para conseguir un buen descanso, pero primero hay que saber qué confort es el más adecuado para nosotros, por lo que no debemos obcecarnos con los materiales. Cuanta más información se facilite al vendedor, mejor será su asesoramiento final.

Con la firmeza buscada, la medida, las necesidades de tratamientos y de ventilación, y el peso de ambos durmientes podemos darle al especialista una buena idea de lo que necesitamos. Y recuerda, que es posible que durante unas semanas notes el cambio de cama, ya que en función de cómo estuviera el colchón antiguo el cambio será más o menos gradual.

Mantén adecuadamente el colchón, con un protector adecuado, sigue las recomendaciones de volteo y rotación, y se mantendrá en perfecto estado durante toda su vida útil.

Practica a diario el #EgoísmoPositivo y no dudes en llamarnos ante cualquier duda que te pueda surgir. Desde Letto intentaremos que todo te resulte más fácil y comprensible.

www.letto.esinfo@letto.es – Telf: 963281587